La idea de “Villa Florida” (Ville Fleurie) surgió en Francia a mediados del siglo XX y ya cuenta con una larga tradición histórica en Francia y Alemania. En Francia ya cuentan con 4.885 municipios con esta distinción a nivel nacional. A nivel europeo existe una competición llamada “Entente florale” en la que participan alrededor de 12 países, pero no se conocen casos de municipios españoles que hayan participado.

El proyecto va más allá de que los municipios se embellezcan con plantas y flores; éste debe hacerse contando con la participación ciudadana. Además, es un compromiso para mejorar la calidad de vida de sus vecinos a través del respeto y conservación del medio ambiente.

El Título de Villa Florida reconoce la capacidad ciudadana de mejorar el entorno con el apoyo de las instituciones. Para la obtención de este título se tienen en cuenta diferentes factores: la participación ciudadana en la calidad ambiental y estética del municipio. el cuidado del entorno, la educación ambiental, el esfuerzo municipal, la protección de la biodiversidad, el reciclaje, la defensa de los valores culturales e históricos y el cuidado y respeto a los parques y jardines públicos.